MACROECONOMÍA

No existe ningún pacto entre los banqueros centrales para endurecer sus respectivas políticas monetarias.

Todavía los efectos que tienen sus acciones sobre los mercados implican que quieran comprender mejor sus motivaciones.

El presidente del BCE, M.Draghi, revalidó la semana pasada su deseo de que se produzcan más conversaciones entre los bancos centrales mundiales.

De hecho, el BCE, el BOE, el Banco de Canadá y el banco central Noruego adoptaron una línea monetaria inesperadamente dura en pocos días, y esperamos que los bancos centrales de Suecia y Australia sigan el mismo camino esta semana.

Después del encuentro anual del BIS (Banco Internacional de Pagos ) en Suiza, los máximos responsables monetarios están aislados de los medios, los analistas y los traders miran con sospecha hacia los acontecimientos.

De todas formas, los responsables monetarios de Europa y de EE.UU afirmaron que pueden hasta compartir su visión de la economía en privado.

La cosa sirve para agilizar el entendimiento y nunca para coordinar políticas, visto que cada banco central actúa de manera independiente.

Cada banco tiene que cumplir diferentes mandatos con herramientas distintas y un indicio de que las políticas económicas a nivel doméstico resulten sujetas a los intereses de bancos centrales extranjeros podría resultar desastroso desde en las relaciones públicas.

Esto impide que la coordinación, y la cooperación, resulten prácticamente imposibles, aún que hace años que la FED y el BCE se observen de cerca antes de operar cualquier cambio.

Aunque los bancos toman sus decisiones de forma independiente, estas tienen consecuencias de largo alcance para las divisas, los bonos etc.

Por lo visto , la claridad en las políticas monetarias , prepara a los respectivos responsables para lo que pueda venir, en el intento de reducir la volatilidad de los mercados.

Algunos traders vieron el gesto de Draghi (de reconsiderar una subida de los tipos ) como de mayor apertura por parte del BCE para la coordinación de la política monetaria con otros bancos centrales.

A finales de 2008, cuando las crisis financieras globales se iban descontrol, algunos bancos centrales, como por ejemplo la Fed, el BCE y el Banco Nacional de Suiza, recortaron los tipos de interés de forma coordinada.

Según el equipo de analistas de tradeoptions24h es muy posible de que el BCE efectúe un aumento de los tipos justo después de que la Fed anuncie otra subida este año.